¿Qué debes revisar periódicamente en tu coche para conducir seguro?

Actualmente, España es uno de los países que, según la DGT, casi la mitad de los automóviles que circulan poseen más de 10 años de antigüedad. En BRICO TALLER somos expertos en hacer revisiones a nuestros vehículos y recomendarte que partes de tu coche debes inspeccionar habitualmente, como proceder y detectar si están dañadas o se encuentran en buen estado.   Es importante que revises tu coche de forma periódica, de esta manera reducirás al mínimo el riesgo de averías y accidentes. Sobretodo es clave que antes de un viaje largo hagas una revisión a tu vehículo.

En este post te mostraremos cuales son los aspectos fundamentales que deberás comprobar antes de llevar a cabo cualquier trayecto largo con tu vehículo. En BRICO TALLER destacamos 3 elementos que les damos mayor importancia y atención: amortiguadores, neumáticos y frenos (también llamado triángulo de seguridad).

  1. Neumáticos: Como hemos hablado en otros posts sobre los neumáticos, ya sabéis que son clave para que nuestra conducción sea segura. Los neumáticos son el único punto de contacto del coche con la calzada, necesitamos adherencia, seguridad, y capacidad de frenada.   Si dudas sobre si la presión de tus neumáticos es la correcta, puedes acercarte a BRICO TALLER a comprobar que la presión está correctamente. Además, en muchos casos se nos olvida que tenemos una rueda de repuesto, es importante que también revisemos su estado.
  2. Amortiguadores: Hay ciertas señales que nos alertan sobre el estado de la suspensión de nuestro vehículo. Desde BRICO TALLER te recomendamos realizar un sencillo test: apoya el peso de tu cuerpo sobre el capó de tu vehículo y quítate de golpe. Si el coche sube y rebota hacia abajo seguramente los amortiguadores se encuentran deteriorados. Si en cambio el coche sube con total seguridad podríamos decir que la suspensión se encuentra en buen estado. Recuerda que si los amortiguadores están degradados la suspensión produce una disminución de la estabilidad del vehículo, lo que puede propiciar un accidente. Es muy importante que mientras conduces escuches como se comporta tu vehículo, si el coche responde de manera extraña al coger una curva, te recomendamos que lo lleves al taller ya que los amortiguadores puedan estar en mal estado.
  3. Frenos: A continuación os dejamos algunas recomendaciones sobre los frenos de tu coche. Si el disco de freno está oxidado es un mal indicador. Si cuando pisamos el pedal cada vez tarda más en frenar, seguramente se trata de un desgaste de las pastillas. Si cuando pisamos el pedal, éste se va rápidamente hasta el fondo, podemos estar hablando de una fuga de líquido. A veces puede haber algo de aire en el circuito del líquido de los frenos, esto se descubre si el tacto del pedal es mayormente esponjoso.
  4. Luces: Es necesario que siempre compruebes que están bien reguladas, su funcionamiento y teniendo en cuenta que cuanto más peso lleve el vehículo más altas deberán estar las luces. Si tienes alguna duda sobre el funcionamiento de las luces puedes pasarte por BRICO TALLER y te lo comprobamos.
  5. Aire Acondicionado: Si al encender tu aire acondicionado notas que no enfría todo lo rápido que debería o notas un olor desagradable, estamos seguros que el líquido del circuito interior está deteriorado por lo que deberás cambiarlo cuanto antes.
  6. Filtro del aire: Un filtro sucio puede provocar que el consumo de combustible aumente sustancialmente, y si el filtro además no está en buenas condiciones puede que lleguen partículas nocivas para nuestro motor.

    revision-conducir-seguro

    ¿Cada cuanto tengo que realizar revisiones?

    Es importante que se respeten las siguientes pautas:

    Aire acondicionado:  es importante mantener la temperatura del coche en los 22º, si la temperatura es inferior harás que el consumo se incremente hasta en un 20%.
    Amortiguadores:  deberás revisarlos cada 30.000 kilómetros normalmente deberían cambiarse a los 50.000-60.000 kilómetros.
    Frenos:  cada 2 años se recomienda reemplazar el líquido de frenos.
    Neumáticos:  se deben cambiar cuando la altura del dibujo esté en 1,6mm o por debajo o presenten un desgaste desigual.
    Presión:  una vez al mes.
    Niveles: Cambio de aceite, entre los 5.000 y los 15.000 kilómetros, dependiendo de la antigüedad del coche y la calidad del aceite. Los niveles del líquido refrigerante: cada 2-3 meses.
    Luces: siempre recomendamos al menos chequear una vez al mes todas las luces.
    Filtro del aire:  una vez al año.